Bunbury alunizó su “Palosanto Tour” en el planeta Zaragoza

14504397823_f0a560c5be_h

Bunbury regreso el pasado sábado a su Zaragoza natal para presentar los temas de su último trabajo “Palosanto”, una cita muy esperada por su público que siempre recibe con los brazos abiertos a este aragonés errante.

Llenazo en el Príncipe Felipe con unos 4000 seguidores allí congregados, que desde las ocho de la tarde y hasta el comienzo del “show”, fueron llegando escalonadamente para abarrotar el recinto.

Alrededor de las diez menos cuarto las luces se apagan y van sonando los compases de la“Suite para orquesta de jazz n.º 2′ de Shostakovich”, un platillo volante va y viene por el escenario, los Santos Inocentes toman posiciones y el maestro Bunbury es depositado en escena, con su llegada del espacio exterior comenzó el espectaculo.

Con “Despierta” nos deshipnotizo de la visita extraterrestre y comenzó el show bumburiano, continuando con la rescatada “El Club de los Imposibles”, nuestra canción y siguiendo con “Los Inmortales”.

En más de dos horas de concierto Enrique dio un repaso a tu toda su discografía en solitario, haciendo mayor hincapié en los temas de Palosanto (siete en total), pero sin olvidar los demás, una canción de Radical sonora; tres, de Pequeño; cuatro, de Flamingos; dos, de El viaje a ninguna parte; cuatro, de Helville de Luxe; tres, de Las consecuencias y una, de Licenciado cantinas. De su etapa en Héroes un tema de Avalancha, su versión de “Deshacer el mundo”.

Después llegaron los bises y con ellos la sorpresa que Enrique nos tenía guardada, en Barcelona compartió escenario con Loquillo, aquí lo hizo con su amigo Rafa Domínguez, guitarrista que tantos años lo acompaño con El Pequeño Cabaret Ambulante, dos temas compartieron “Bujías para el dolor” y “Sácame de aquí”.

Con “El viento a favor” y con la explosión final de confetis dio por concluido un espectaculo de más de dos horas de duración, que se nos hizo muy corto.

Cumplió Bunbury con su ciudad, un repertorio bien elegido para poder empastar el mayor número de temas de Palosanto, un sonido más que aceptable, donde algún tema no llego a cuajar musicalmente y donde en algunas canciones se veía como Enrique no llegaba vocalmente, pero todo perdonable por el respetable, donde disfrutamos, cantamos, saltamos… de este Palosanto Tour.

Larga vida al Rock and roll, larga vida al maestro Enrique Bunbury!!!

Imágenes (todas imágenes de El Club de los Imposibles)